Archivo de la categoría: carburante

Carburante: Claves para para ahorrar.

Pequeños tics para ahorrar carburante.

Comienza el calorcito y con él las deseadas vacaciones.

Desconectar de nuestro entorno, aunque sea una semana al año, debería ser un acto (por igual) placentero y obligado.  Los beneficios son muchos, una dosis de cuidado extra para nosotros, para nuestra familia y amigos.  Un buen coctel  energizante con el que volver a nuestra vida diaria.  Así que nada de escusas para darnos un buen baño de mimos y cuidados este verano.

Ahorrar carburante estas vacaciones.

Ahorrar carburante estas vacaciones.

 

Cierto que es un pizco importante para nuestro bolsillo, por eso  os dejamos  una lista de recomendaciones para ahorrar carburante en vuestros trayectos.

Y como ya decían nuestros mayores “Grano no hace granero pero ayuda al compañero”

 

Comprobar el nivel de neumáticos y realizar una correcta planificación del viaje.

Los neumáticos deben tener la presión indicado por el fabricante, un coche con baja presión de neumáticos consume más que otro que las lleva en niveles óptimos.

No solo tendremos una conducción más eficiente, también es un factor importante en nuestra seguridad.

Conducir usando neumáticos con una presión inferior a 0.5 bares de la indicada por el fabricante, reduce,  un 2% en áreas urbanas y un 4% en áreas suburbanas, el rendimiento del carburante.

Una buena planificación del viaje, nos ayudara a llegar a nuestro destino antes, de una manera más segura y fácil.  Por consiguiente  la conducción será más eficiente y tendrá efectos en un menor consumo.

Planifica tu ruta para ahorrar carburante.

Planificar ruta para ahorrar carburante.

 

Puesta en marcha y arranque.

Sin pisar el acelerador arrancar el motor del coche.  Puedes iniciar la marcha de inmediato en motores gasolina y en los motores diésel es recomendable esperar unos segundos.

La primera marcha utilizarla solo para el inicio.  Cambiar a segunda velocidad a los 2 segundos o a una distancia recorrida de 6 metros aproximadamente.

Si se conduce lentamente, sobre unos 20 km/h en los siguientes 5 segundos se puede ahorrar un 11% de carburante.

Y sobre todo, evitar los acelerones bruscos.

-Reducir las cargas innecesarias.

Conducir con 100 kg. de peso innecesarios, puede ocasionar en una coche de medio tamaño, que el consumo aumente un 6%.

Una buena consigna para ahorrar es poner atención en el reparto y volumen de la carga.  Ganaremos además espacio y comodidad.

 

Conducir con velocidad uniforme.

Es recomendable que la velocidad sea lo más uniforme posible.  Evitar los frenazos, cambios de marcha innecesarios y las aceleraciones.

Utiliza la marcha más larga a bajas revoluciones del motor y con el pedal del acelerador pisando en torno a 3/4 partes de su recorrido (no es recomendable circular con el acelerador hasta el fondo).

Para decelerar, dejar circular el vehículo con la marcha que tenga en ese instante y quitaremos el pie del acelerador.

Circular a más de 20 km/h con una marcha insertada, sin pisar el acelerador, significa un consumo de carburante nulo.  Sin embargo, a ralentí, el coche consume entre 0.5 y 0.7 litros/hora.

Cambio de marcha en las subidas: Utilizar la marcha más larga a bajas revoluciones del motor pisando en torno a ¾ partes del recorrido.

Cambio de marcha en las bajadas: Adelantar el cambio de marcha a revoluciones algo menores y circular con la marcha más larga posible, aprovechar el rodaje por inercia.

Conducir en curva: No frenar bruscamente al aproximarte a una curva, reducir la velocidad levantando el pie del acelerador y dejar rodar el coche con la inercia de la marcha engranada.  Solo si es necesario, frenar de forma suave y con anticipación, reduciendo de marcha si se necesita.  Dentro de la curva mantener una aceleración uniforme y nunca frenes en mitad de la curva y con las ruedas giradas.  Importante la anticipación.

-Utilizar el frenado del coche.

Si anticipas la frenada y sueltas el acelerador, se detiene el suministro de carburante, aumentando su rendimiento hasta un 2%.  Circular con una distancia de seguridad adecuada y campo de visión adecuado te permitirá planificar la frenada con antelación.

-No mantener el motor inactivo.

Es recomendable apagar el motor en paradas prolongadas.  Por ejemplo, durante diez minutos con el motor en ralentí (con el aire acondicionado desconectado y punto muerto) se consume 0.13 l.

-Usar el aire acondicionado cuando sea necesario.

En ciudad y con una temperatura exterior de 25º el aire acondicionado consume un 12% de carburante.  Con estas condiciones es más eficiente abrir las ventanillas.

Sin embargo, ocurre lo contrario a mayor velocidad, por la resistencia del aire.

Os dejamos un enlace donde podréis comprobar las previsiones climatológicas.

http://www.accuweather.com/es/es/zaragoza/306788/weather-forecast/306788

¡Felices vacaciones!